Configurar el cambio

Oportunidades y desafíos del futuro

La sociedad y la economía cambian rápidamente debido a la digitalización. Sin embargo, pocas veces el cambio ha sido tan fundamental y dinámico como en la actualidad. Esto es especialmente válido para la industria automovilística. En el año 2013, todas las computadoras del mundo generaron una cantidad de datos de alrededor de 230 millones de terabytes. Se estima que esta increíble cantidad aumentará hasta el año 2020 a más de mil millones de terabytes, es decir que casi se quintuplicará.

Bits y bytes también definen de nuevo la economía. El impacto del Internet de las cosas (Internet of Things) en la fabricación de los productos industriales y de consumo futuros de todos los sectores será mucho mayor ahora. Este desarrollo influye en gran medida en la convivencia de las personas. Ya en la actualidad más de la mitad de la población mundial vive en grandes ciudades; en el año 2050 serán dos tercios. Esto tiene implicaciones de gran alcance para la calidad de vida. En la actualidad la contaminación del aire en las megaciudades deja ver los límites de la movilidad basada en los motores de combustión interna. Las emisiones, como el CO2, aceleran además el cambio climático. Esto hace necesaria la toma de acciones por parte de los legisladores: acuerdos mundiales sobre el clima, que influyen también en las normativas nacionales y comunales, limitan las emisiones. En términos generales, la sociedad espera respuestas cada vez más rápidas a preguntas apremiantes como esta – y las recibe. En el tema de la movilidad, por ejemplo, provienen de participantes bien afianzados pero también de nuevos participantes en la industria automovilística, que se está adaptando a estas megatendencias. Una señal visible de ello es la movilidad eléctrica, una forma de movilidad libre de emisiones locales. Otras tendencias son la interconexión en red cada vez mayor y la conducción automatizada hasta la autonomía, que puede aumentar notablemente la seguridad.

Clima mundial: calentamiento persistente

La reducción de las emisiones continúa siendo una tarea importante de la sociedad. Con ello se atenúa el cambio climático y se aumenta la calidad del aire en las ciudades. Es por eso que los legisladores de todo el mundo crean normas cada vez más estrictas. De esa forma, el uso de técnicas que reducen las emisiones se vuelve más atractivo. Tomando como base la temperatura promedio del periodo entre 1951 y 1980 se nota un calentamiento considerable hasta nuestros días.

Digitalización El ser humano y las máquinas están cada vez más conectados en red

El refrigerador que pide por sí solo los alimentos que faltan – esta es solo una de las muchas visiones de un mundo más interconectado en red. Pronto se volverán realidad, pues el Internet de las cosas (Internet of Things), establecido desde hace mucho en la industria y en la gestión de los materiales, está a punto de dar un salto a la vida cotidiana de la gente.

Obtenga más información sobre el cambio en ZF

Más información