Tecnología

#TodoAutónomo

Satisfacción hasta su puerta

minutos tiempo de lectura
Tags: InteligenciaArtificial, Conectividad, Eficiencia

En Alemania, los repartidores entregan más de 10 millones de paquetes al día, y la tendencia va en aumento. Con un vehículo prototipo interconectado y con conducción autónoma, ZF demuestra cómo se gestionar la entrega de paquetes con menos estrés.
Kathrin Wildemann, agosto 24, 2018
author_image
Kathrin Wildemann ha formado parte del Copy Team de ZF de forma permanente desde 2016. En sus artículos en línea e impresos, le gusta cubrir temas relacionados con la movilidad eléctrica y otros que también implican sostenibilidad.
Las ventas minoristas online tienen un aspecto muy positivo. Con solo un clic, podemos recibir productos directamente en nuestro hogar enviados por paquetería. Al menos en teoría. ¿Qué ocurre en la práctica? Los plazos para la entrega de paquetes son inamovibles. La horquilla de tiempo que establece el servicio de paquetería obliga a trabajar desde casa o tomarse el día libre. En ocasiones, el destinatario solo encuentra una notificación en el buzón para que recoja el paquete al día siguiente en la oficina de paquetes o en casa del vecino (si al repartidor no se le ocurre dejarlo en la puerta de la casa, donde cualquiera puede llevárselo).

Los problemas de la entrega hasta la puerta

Los problemas de la entrega hasta la puerta

No obstante, no son solo los destinatarios los que padecen el estrés de la entrega de paquetes. ¿Quién no ha sufrido tener que esperar a la camioneta de reparto aparcada en doble fila en una de las estrechas calles de la ciudad? Según un estudio de la empresa de auditoría y consultoría PwC, el transporte de mercancías es responsable del 80 por ciento de los atascos de tráfico en el centro de las ciudades en las horas punta. Otro de los hallazgos de los autores: uno de cada tres alemanes no está satisfecho con la entrega de paquetes.
Al mismo tiempo, los repartidores de paquetes están sometidos a una enorme presión en cuanto a los plazos. Para ellos, no es infrecuente una carga de trabajo diaria de 200 paquetes. De media, un repartidor dispone de menos de dos minutos y medio por paquete. En ese tiempo, tienen que
  • conducir hasta la dirección del destinatario,
  • estacionar el vehículo,
  • encontrar la puerta correcta y
  • entregar el paquete.
Peor aún cuando el destinatario no está en casa y es necesario regresar a la dirección de destino para poder entregar los paquetes en un segundo intento.
Conducción autónoma y conexión en red para las entregas hasta la puerta: la ZF Innovation Van se conduce sola por el tráfico urbano mientras el repartidor prepara sus entregas.

La conexión en red une a clientes y repartidores

La conexión en red une a clientes y repartidores

ZF ofrece soluciones para estos desafíos con un concepto innovador para la entrega de paquetes del futuro. Una camioneta de reparto con un sistema de entrega inteligente conecta la mercancía con los repartidores y destinatarios. De esta forma, siempre se puede encontrar la secuencia de entregas más eficiente. Para hacerlo posible, la ZF Innovation Van emplea un sistema de asistencia basado en la nube que guarda datos relevantes, como la ubicacion de la entrega y el plazo deseado para cada envío. "Prácticamente, el paquete encuentra su propia ruta", explica Georg Mihatsch. Como jefe de proyecto, es responsable del desarrollo de la ZF Innovation Van.
El cliente también se integra en el sistema. Con una aplicación, puede realizar un seguimiento para saber dónde se encuentra el paquete en cada momento. Puede especificar la hora y el lugar que desea para la entrega, y modificarlos con poca antelación. Toda está información se reúne en la nube de ZF. El sistema calcula a continuación en tiempo real una nueva ruta para conseguir la entrega más eficiente. Por supuesto, tiene en cuenta la situación actual del tráfico y proporciona una predicción fiable de la horquilla de tiempo para la entrega. Las gafas de datos suministran información actualizada al repartidor, que ya no necesita conducir.
En la Innovation Van, los paquetes prácticamente encuentran su ruta hasta los destintatarios.
— Georg Mihatsch, jefe de proyecto de ZF Innovation Van

La conducción autónoma facilita el trabajo a los repartidores

La conducción autónoma facilita el trabajo a los repartidores

El repartidor utiliza la información del sistema para preparar la siguiente entrega mientras el vehículo va conduciendo. No en vano, la inteligente ZF Innovation Van conduce de forma autónoma. Las cámaras, junto con los sensores de radar y LIDAR, transmiten constantemente datos sobre el entorno del vehículo a la computadora central preparada para la inteligencia artificial ZF ProAI. Esta procesa la información y la transforma en instrucciones para los actuadores del chasis, el sistema de dirección y el accionamiento. Gracias a eso, la camioneta se conduce sola de forma segura y autónoma incluso por el tráfico urbano más laberíntico.

Hasta
80 %
de atascos de tráfico en los centros urbanos
en horas punta provocado por entregas de mercancías.

Hasta las carreteras cortadas son cosa del pasado. Si el vehículo no encuentra espacio para estacionar frente a la dirección de la entrega, el conductor se baja de la Innovation Van mientras la camioneta busca un sitio donde estacionar. El repartidor puede centrarse entonces en su tarea: la entrega del paquete. El destinatario recibe el envío puntualmente a la hora que deseaba.
No hace falta decir que como empresa tecnológica empeñada en diseñar el futuro de la movilidad, ZF siempre tiene en cuenta el impacto medioambiental. Gracias a un accionamiento de eje eléctrico central, la ZF Innovation Van no solo no contamina, sino que tampoco hace ruido ni molesta a los vecinos.
Si no hay espacio para el estacionamiento frente a la dirección de la entrega, la ZF Innovation Van busca por sí sola un lugar adecuado para estacionar. Mientras tanto, el repartidor puede ocuparse de entregar el paquete.

Temas relacionados