Tecnología

©Avoid Obvious Architects: Seun CityWalk
#movilidadinteligente

minutos tiempo de lectura
Nuestras ciudades crecen sin cesar y al a vez aumentan el ruido y la contaminación. Una solución: una combinación inteligente de vehículos sin emisiones, eléctricos y con conducción autónoma, para los que ZF ya ofrece varios componentes y sistemas.
Kathrin Wildemann, diciembre 07, 2017
author_image
Kathrin Wildemann ha formado parte del Copy Team de ZF de forma permanente desde 2016. En sus artículos en línea e impresos, le gusta cubrir temas relacionados con la movilidad eléctrica y otros que también implican sostenibilidad.
Mi incursión en la movilidad del futuro comienza con un paseo. Una aplicación del celular me guía hasta un automóvil eléctrico compacto de un servicio de automóviles compartidos a poca distancia de donde estoy. Gracias a estos, tengo la flexibilidad que necesito y puedo desplazarme fácilmente aunque no tenga automóvil propio. Introduzco mi PIN y el automóvil arranca suavemente. El pago del trayecto se realiza en segundo plano. Se factura al instante y solo por el tiempo que utilizo el vehículo.

Las ciudades requieren nuevos conceptos de movilidad

Las ciudades requieren nuevos conceptos de movilidad

Esta forma de transporte es sencillamente perfecta para un trayecto por la ciudad a últimas horas de la mañana. ¿Emisiones? Cero. El automóvil se desplaza propulsado por batería. Para volver a casa a media tarde, me monto en el transporte público. He pedido que me envíen la estantería a casa, y las calles empiezan a atiborrarse de viajeros. Una combinación de metro y autobús híbrido propulsado por celdas de combustible me lleva hasta uno de los incontables estacionamientos de motocicletas eléctricas compartidas. Este experimento personal con una aplicación de movilidad demuestra que están sucediendo cosas importantes en el sector del transporte público local. Las palabras clave en este contexto son "integración" e "intermodalidad" y hacen referencia a la capacidad de completar un trayecto sin interrupciones combinando inteligentemente los distintos medios de transporte.
La demanda de nuevas soluciones para el transporte local en áreas urbanas es enorme. En las últimas décadas, la megatendencia hacia la urbanización ha originado megaciudades; las de mayor tamaño tienen ya más de diez millones de residentes. Además, esta tendencia no tiene visos de detenerse. Quienes residen en muchas de las grandes ciudades ya tienen que padecer hoy en día los efectos del caos en el tráfico. Durante la hora punta en São Paulo (con una población de aproximadamente 12 millones), los viajeros que se desplazan por la ciudad pueden tardar hasta dos horas adicionales en llegar a su destino. Cualquier persona que viva en el área metropolitana de Los Ángeles y que tenga que usar la carretera entre las 5 p. m. y las 6 p. m. tendrá que contar con que el trayecto durará de media un 84 por ciento más. En Bangkok, esa cifra se eleva hasta un 118 por ciento más en las horas punta. Los automóviles en la ciudad generan otros problemas: las ciudades tienen que reservar entre un cinco y un 15 por ciento de su espacio total para estacionamientos. Con todo, los conductores emplean hasta el 30 por ciento del tiempo que pasan en el automóvil buscando estacionamiento, lo que aumenta aún más la congestión y las emisiones.
No es tanto el automóvil en sí, sino como se usa, lo que está llevando al límite a las áreas metropolitanas actuales, afirma Jennifer Dungs, antigua directora de Movilidad e Ingeniería de Sistemas Urbanos del Instituto Fraunhofer de Ingeniería Industrial (IAO) de Stuttgart: "El deseo de disfrutar conduciendo será cada vez menos menos importante. En el futuro, la clave será disfrutar en llegar al destino y hacerlo fácilmente, sin esperas y de un modo que satisfaga nuestras necesidades".
Visión urbana: el proyecto Seun CityWalk de Avoid Obvious Architects.

Movilidad eléctrica para conseguir un tráfico urbano sin emisiones

Movilidad eléctrica para conseguir un tráfico urbano sin emisiones

La solución para los centros urbanos y áreas circundantes que estamos viendo emerger consta de muchos componentes, como aumentar las interconexiones entre todos los medios de transporte y nuevos servicios de movilidad complementarios diseñados en torno a los automóviles autónomos con propulsión eléctrica. No obstante, una cosa está clara: los taxis robotizados por sí solos no van a solucionar los problemas de movilidad de las ciudades. Aún serán necesarias formas eficientes de transporte público, pero deberán estar interconectadas y no emitir emisiones en la medida de lo posible.
Por esta razón, muchos servicios de transporte municipales cuentan con los vehículos de propulsión eléctrica para sus planes de futuro en el transporte local; en especial, los autobuses, que siguen siendo el medio de transporte de pasajeros más flexible e importante. Marcando el camino a seguir encontramos a China, que a finales de 2015 disponía ya de más de 173,000 autobuses completamente eléctricos empleándose en el transporte público urbano, principalmente en las regiones metropolitanas de Pekín, Shanghái y Shenzhen. Un informe de la Unión Internacional de Transporte Público (UITP) menciona 25 ciudades europeas que planean ampliar su flota de autobuses eléctricos hasta un total de 2,500 en 2020, o ya lo han hecho. Otras 13 ciudades importantes planean electrificar su flota hasta 2025 y adquirirán 6,100 nuevos autobuses eléctricos hasta esa fecha, lo que significa que los automóviles eléctricos alcanzarán una cuota nada despreciable del 43 por ciento. La UITP estima que, en vista del aumento de la demanda, los fabricantes europeos producirán en masa autobuses eléctricos al máximo de su capacidad entre 2018 y 2020.
Los taxis robotizados por sí solos no van a solucionar los problemas de movilidad de las ciudades.

En ZF ya nos hemos preparado para este cambio. "Hemos ampliado sistemáticamente nuestra cartera de productos para sistemas de transmisión eléctrica en los últimos años y actualmente cubrimos toda la gama de automóviles eléctricos para la movilidad urbana, desde autobuses articulados hasta bicicletas eléctricas", señala Jörg Grotendorst, jefe de la división E-Mobility en ZF Friedrichshafen AG. Por ejemplo, el otoño pasado la empresa presentó un nuevo accionamiento eléctrico central para autobuses. CeTrax presenta la ventaja fundamental de que permite adaptar las plataformas de los vehículos existentes a un sistema de accionamiento eléctrico sin necesidad de cambios significativos, lo que aporta mayor flexibilidad a los fabricantes para su producción. Con su eje eléctrico de pórtico AVE 130 ZF ofrece ya un clásico contrastado en la producción en masa: el eje está equipado con dos motores de inducción con refrigeración por agua junto a cada rueda para propulsar autobuses de piso bajo que ya recorren ciudades de todo el mundo de forma eficiente y sin emisiones.
En el sector de los automóviles eléctricos, la compañía presentó el nuevo desarrollo del sistema mSTARS en 2016, un sistema de eje completo que, gracias a un diseño modular sin parangón en el sector, permite integrar el accionamiento eléctrico directamente en el eje. Con una potencia máxima de hasta 150 kilovatios, se trata de un sistema perfecto para berlinas de gama media y vehículos comerciales ligeros. En el rango de tamaño menor, el accionamiento eléctrico más pequeño de ZF tiene un diámetro de solo nueve centímetros. Este motor extremadamente compacto de 48 voltios con montaje central en bicicletas eléctricas pesa solo dos kilogramos, en lugar de los cuatro habituales. Para ZF, se trata de un primer paso en el camino hacia la micromovilidad.
El sistema de eje modular mSTARS de ZF ofrece propulsión sin emisiones para automóviles y vehículos comerciales

Un vehículo compartido es el doble de eficiente

Un vehículo compartido es el doble de eficiente

Eso nos deja con el desafío de acabar con las calles congestionadas con colas de automóviles pegados unos a otros. Todas las propuestas para mejorar la eficiencia del tráfico en la ciudad y que discurra con mayor fluidez comparten una idea fundamental: abandonar los vehículos privados en favor de las soluciones compartidas. No solo hablamos del modelo de vehículos compartidos descrito anteriormente, sino también de viajes compartidos, un tipo de servicio de taxi moderno, colectivo y a demanda. En este caso, un algoritmo agrupa a pasajeros con rutas similares y los lleva hasta su destino en un vehículo, en lugar de en varios. Un estudio realizado por la OECD a principios de 2017 demostró cómo este modelo podría reducir el número total de kilómetros conducidos (que se emplea como una medida del volumen de tráfico) hasta la mitad en grandes ciudades europeas como Lisboa. Para que compartir viajes de esta forma resulte cómodo para los usuarios, todos los vehículos tendrían que estar conectados entre sí y con diferentes plataformas que coordinen viajes y usuarios. ZF ofrece también soluciones innovadoras en este ámbito que complementan la introducción de conceptos de movilidad modernos. Por ejemplo, “Car eWallet” desarrollado por ZF en colaboración con UBS e IBM no solo permite que los vehículos realicen transacciones de pagos de forma autónoma en las estaciones de carga, sino que ofrece una solución para las transacciones seguras en el uso compartido de automóviles.
ZF Car eWallet ofrece una solución para las transacciones seguras.

Taxis robotizados, transportes de personas automatizados y camiones de reparto autónomos

Taxis robotizados, transportes de personas automatizados y camiones de reparto autónomos

Una solución con gran potencial de futuro aún no puede verse en las calles de nuestras ciudades, aunque ya es factible desde el punto de vista tecnológico: autobuses y taxis autónomos. Si se combinan con el uso compartido, en particular, los vehículos autónomos cambiarán radicalmente la imagen del transporte urbano. Estos vehículos pueden estar en circulación durante todo el día (salvo mientras se cargan o se someten a mantenimiento), por lo que ni siquiera requieren de un espacio de estacionamiento. Un estudio realizado por la empresa de consultoría Berylls con sede en Múnich concluyó que, en la capital bávara, 200,000 automóviles privados podrían ser sustituidos por 18,000 taxis autónomos.
Para avanzar en este desarrollo, ZF ha invertido en la empresa emergente e.GO Mobile AG con sede en Aquisgrán. El vehículo totalmente eléctrico y modular, denominado e.GO Mover es capaz de transportar personas o mercancías, según su configuración, y se desplaza de forma totalmente autónoma. Una versión preliminar semiautónoma de este medio de transporte para personas y mercancías estará lista para arrancar en 2019. La tecnología de ZF es lo que permite a este vehículo ver, pensar y actuar. La compañía proporciona la plataforma de inteligencia artificial ZF ProAI desarrollada junto con Nvidia, además de cámaras, sensores de radar, sistemas de dirección y sistemas de frenado.
Cuando decida repetir este experimento dentro de un par de años, es muy probable que pueda atravesar la ciudad de forma aún más eficiente, gracias a los taxis robotizados. El mismo tipo de vehículo, configurado como transporte de mercancías, llevará mi nueva estantería hasta la puerta de mi casa, puntualmente y sin emisiones.
e.GO Mover transportará personas y mercancías a partir de 2019.