Tecnología

#TodoAutónomo

¿Existe entendimiento entre hombre y máquina?

minutos tiempo de lectura
Tags: CeroAcidentes, InteligenciaArtificial, Seguridad

¿Conduces tú o conduzco yo? En vez de pedirle a su pareja que conduzca, esta pregunta también se plantea ahora entre el hombre y la máquina.
Achim Neuwirth, septiembre 03, 2019
author_image
Achim Neuwirth escribe para ZF desde 2011. Se ha especializado en la redacción de textos de todo tipo relacionados con los automóviles: desde automóviles y la tecnología que los impulsa hasta la conducción y el tráfico.
Stefan Knöss, ingeniero de Safe Mobility Systems (DIAS) en el departamento de Ingeniería Avanzada de ZF, describe cómo esto puede funcionar a la perfección.

Un control de velocidad de crucero adaptable aquí, un asistente de mantenimiento de carril allá, un sistema de aviso de punto muerto en otro lugar... ¿sería el número de asistentes en los vehículos modernos algo demasiado bueno?

Un control de velocidad de crucero adaptable aquí, un asistente de mantenimiento de carril allá, un sistema de aviso de punto muerto en otro lugar... ¿sería el número de asistentes en los vehículos modernos algo demasiado bueno?

Todo lo contrario. Cualquiera que sea verdaderamente serio acerca de Vision Zero, la meta de terminar con los accidentes automovilísticos, debe estar a favor de la asistencia electrónica y de la automatización. Después de todo, el fracaso es humano y se estima que es responsable de más del 90 % de todos los accidentes. Los sistemas pueden ayudar a prevenirlo o mitigar sus consecuencias. Sin embargo, la manera actual en que estos ayudantes ofrecen información y avisos a los conductores no siempre se ejecuta de la mejor manera posible.

¿Puede ser abrumadora la complejidad de los sistemas de asistencia?

¿Puede ser abrumadora la complejidad de los sistemas de asistencia?

Pues sí. Las señales visuales y sonoras de advertencia espontáneas, la retroalimentación háptica en el volante y el asiento y otras intervenciones de control de retroalimentación que usted no pueda identificar inmediatamente pueden confundir a los conductores. Desafortunadamente, aquí es donde se abre rápidamente una brecha entre lo que se percibe y lo que se logra en materia de seguridad. Además, los conductores no suelen saber ya qué asistentes electrónicos tienen a bordo. O cómo configurarlos para que resulten más útiles. Cualquiera que encuentre a estos asistentes demasiado molestos o demasiado complicados puede desactivarlos rápidamente. La línea para un conductor entre "No lo entiendo" y "No lo necesito" es muy delgada.
Stefan Knöss mostrando la cabina SHI.

Tal vez esto no suene como una gran noticia para la conducción automatizada.

Tal vez esto no suene como una gran noticia para la conducción automatizada.

Cuando un ser humano transfiere el control a la computadora de a bordo, todos los aspectos de la comunicación deben ser bien claros. Por supuesto, lo mismo ocurre a la inversa, cuando el automóvil solicita al conductor que reanude el control de la conducción del automóvil. Debe quedar absolutamente claro quién está haciendo qué y quién es responsable de qué tareas relacionadas con el control. Hablamos de la conciencia del modo en este contexto.

Estas son exigencias rigurosas. ¿Cómo se pueden aplicar?

Estas son exigencias rigurosas. ¿Cómo se pueden aplicar?

En ZF, seremos mejores amigos de conductores y pilotos electrónicos. En el futuro, cualquier persona que asuma la responsabilidad de conducir un vehículo debe sentirse como en casa, y debe entender y confiar en los ayudantes electrónicos de a bordo. Nuestra cabina de interacción humana segura, o cabina SHI para abreviar, fabricada por ZF en colaboración con Faurecia, demuestra que esto puede funcionar. Además, para mejorar la seguridad, también hemos optimizado el confort.

¿Cómo es un paseo en una cabina SHI?

¿Cómo es un paseo en una cabina SHI?

Supongamos además que el automóvil señala su voluntad de conducir de forma automatizada y que yo deseo que lo haga. En ese caso, retiro las manos del volante. En respuesta, el volante se eleva y se retrae hacia adelante. En esta posición, deja de moverse en respuesta a los ángulos de dirección de las llantas delanteras. En su lugar, la dirección por cable está a cargo. Al mismo tiempo, el asiento se desplaza claramente hacia atrás y hacia abajo y se inclina hacia un ángulo más pronunciado. Dejo que conduzcan por mí de forma relajada, con el volante y los pedales dentro de mi alcance.

Entonces, ¿qué sucede si el sistema decide devolverle el control?

Entonces, ¿qué sucede si el sistema decide devolverle el control?

Todo se mantiene relajado. La cabina SHI me guía literalmente de regreso a mis funciones como conductor. El asiento y el volante se desplazan automáticamente a la posición de conducción manual. Usamos una voz humana, una tira de luz circulante y un cinturón de seguridad con vibración para ofrecer más información al conductor, además de las advertencias en pantalla. La cabina SHI combina estas señales de diversas maneras y con una intensidad cada vez mayor, dependiendo de lo bien y lo rápido que el conductor siga las instrucciones para actuar.

Supongamos que un conductor ignora todo lo que la cabina SHI desea que él o ella haga.

Supongamos que un conductor ignora todo lo que la cabina SHI desea que él o ella haga.

En este caso, el vehiculo puede ser programado para que se detenga automáticamente en un lugar adecuado determinado por los sistemas de detección de a bordo que monitorean el entorno del vehículo. La seguridad es un requisito indispensable para nosotros en relación con la automatización. También mantenemos un alto nivel de seguridad para los ocupantes en la cabina SHI con las posiciones extendidas del asiento y del volante. Algunos de los airbags y cinturones de seguridad activos están integrados en el asiento. El asiento ha sido completamente rediseñado en colaboración con nuestro socio Faurecia. Esto confiere a la cabina SHI unas posibilidades de aplicación realistas. Creo que esto lo distingue de muchos de los otros conceptos de espacio interior dedicados a la conducción asistida y automatizada. Para las pruebas prácticas, no solo construimos un demostrador estático, sino que también construimos un prototipo real. Todos los comentarios de los candidatos a la prueba han sido muy positivos hasta el momento.
"Nuestra cabina de interacción humana segura (Safe Human Interaction Cockpit) muestra lo bien que se puede lograr una comprensión espontánea con todos los ayudantes electrónicos de a bordo".
— Stefan Knöss

Usted mencionó las nuevas funciones de confort: ¿cuál es el estado actual de estas?

Usted mencionó las nuevas funciones de confort: ¿cuál es el estado actual de estas?

Fueron muy bien recibidas. Entran en acción incluso antes de que el automóvil se ponga en marcha. El asiento espera en posición retraída e inclinada. El volante abatido se pliega y gira ligeramente. Estos dos factores hacen que sea mucho más cómodo abordar el automóvil. Entonces la cámara interior se activa y detecta la estatura de la persona. El asiento y el volante mueven al conductor a la posición adecuada para conducir el automóvil manualmente. Para facilitar la salida del automóvil, todo vuelve a la posición de confort cuando se apaga el automóvil. La combinación de las soluciones de los productos ZF y Faurecia ofrece la mejor comodidad posible para los usuarios durante las entrada y salida.

¿Cómo ayuda la cabina SHI a los conductores de automóviles a interactuar mejor con los sistemas de asistencia en el modo de conducción manual?

¿Cómo ayuda la cabina SHI a los conductores de automóviles a interactuar mejor con los sistemas de asistencia en el modo de conducción manual?

Un aspecto fundamental de esto es el Active Vehicle Aura, conocido por su abreviatura AVA. Esto tiene dos niveles de funcionamiento. En primer lugar, hemos conectado en red todos los sistemas de asistencia de una nueva forma, como el control de crucero adaptativo, el aviso de punto ciego y la asistencia de mantenimiento de carril. En el segundo y visible nivel, hicimos todo lo posible para asegurar que AVA se presentara al conductor de una manera absolutamente clara, específicamente en un monitor central en la cabina, en forma de hasta tres líneas ovaladas. Estas líneas ovaladas están dispuestas alrededor del automóvil virtual que se representa junto con su entorno.

De acuerdo a la UE, a partir de 2024 casi
20
los sistemas de asistencia serán obligatorios en todos los automóviles de uso personal. Muchos automóviles de pasajeros tendrán a bordo un número mucho mayor de copilotos de tecnología de punta. En la cabina de interacción humana de ZF, los conductores podrán monitorear y controlar físicamente a estos ayudantes de una manera muy sencilla.

¿Hace esto más fácil saber cuándo se habilitan los ayudantes electrónicos?

¿Hace esto más fácil saber cuándo se habilitan los ayudantes electrónicos?

Por supuesto. Siempre que AVA detecta un peligro potencial, las líneas de la pantalla cambian de color y se forman en el lugar correspondiente. Esto puede suceder, por ejemplo, si un conductor inicia un cambio de carril a pesar de la presencia de otro vehículo en su punto ciego. Esto se visualiza en la pantalla y los sistemas de asistencia intervienen de forma simultánea para contrarrestar esta acción y ayudar a prevenir un accidente.

Sin embargo, ¿es el ajuste tan fácil de entender como la visualización en pantalla?

Sin embargo, ¿es el ajuste tan fácil de entender como la visualización en pantalla?

La presión de un solo dedo en el volante determina la sensibilidad con la que AVA responde a las condiciones del tráfico. Cuando se muestran tres líneas, todos los asistentes intervienen suavemente y en una fase temprana. Si hay un solo óvalo, intervienen más tarde y con más intensidad. En la cabina SHI, operar con sistemas complejos para el conductor es, por lo tanto, siempre sencillo, independientemente de si se maneja de forma manual o si lo hace un nuevo mejor amigo electrónico.

#MobilityLifeBalance

Con una iniciativa, ZF se centra directamente en las personas con respecto a las ofertas de movilidad, mostrando dónde y cómo se pueden mejorar las cosas.