Tecnología

Control total para la movilidad del futuro

minutos tiempo de lectura
Tags: InteligenciaArtificial, SeeThinkAct, Eficiencia, VehicleMotionControl

El chasis juega un papel decisivo en la movilidad limpia, segura y cómoda del futuro. El "Vehicle Motion Control" es, por lo tanto, uno de los cuatro campos tecnológicos centrales de la estrategia "Next Generation Mobility" del Grupo ZF.
Kathrin Wildemann, junio 19, 2019
author_image
Kathrin Wildemann ha formado parte del Copy Team de ZF de forma permanente desde 2016. En sus artículos en línea e impresos, le gusta cubrir temas relacionados con la movilidad eléctrica y otros que también implican sostenibilidad.
Cuando se trata de las principales tendencias que actualmente ocupan la industria de la automoción, la atención se centra normalmente en los sistemas de accionamiento, el software y los sensores. Con toda la razón, ya que estos componentes son esenciales para lograr soluciones de movilidad innovadoras, interconectadas y sustentables. Sin embargo, a menudo no se menciona otro factor decisivo: los desarrollos actuales y los requisitos establecidos convergen en el chasis.

El complejo sistema de dirección, frenos, amortiguadores, suspensión y guiado de las ruedas, ya sea de accionamiento eléctrico o convencional, o de control autónomo o manual, constituye la base necesaria para gestionar de forma controlada el tráfico de todo tipo de vehículos. Para tener en cuenta esta importancia, ZF ha determinado el "control de movimiento del vehículo" como uno de los cuatro campos tecnológicos centrales, junto con la movilidad eléctrica, la seguridad integrada y la conducción autónoma, en su estrategia del Grupo.

Tecnología de chasis para una movilidad limpia, segura y confortable

Detrás del concepto "Vehicle Motion Control" no se esconde más que el control de todos los movimientos del vehículo, independientemente de si son longitudinales, transversales o verticales. La brusquedad de una maniobra de frenado, la energía con la que el automóvil toma una curva y la violencia con la que se sacude a los ocupantes en una pista con muchos baches, está completamente controlado por los diferentes componentes del chasis. El chasis determina, sobre todo, la sensación de conducción, la dinámica de conducción y también la seguridad. "ZF se encuentra en una situación única en la industria: somos el único proveedor con los actuadores para controlar exhaustivamente todas las dimensiones de la dinámica del vehículo. Cuando se trata de la comodidad de los pasajeros, no dejamos nada al azar", comenta Peter Holdmann, Director de la División de Tecnología de Chasis de ZF.

Sin confort de conducción, no hay automóviles autopropulsados

El deseo de una experiencia de conducción agradable y placentera es cualquier cosa menos un "accesorio". Lo que ya hoy en día hace que los viajes largos en automóvil sean un calvario para las personas con tendencia a marearse, se convertirá más adelante en una cuestión fundamental en el control automático de los automóviles de pasajeros. Si la atención no se centra en la situación del tráfico, cada movimiento de la carrocería se percibe como perturbador. Para que el futuro taxi robot pueda realmente aprovechar sus ventajas como salón rodante u oficina móvil, los ocupantes deben estar completamente desacoplados de la carretera y de la acción motriz. Esto requiere una interconexión inteligente y perfectamente coordinada de todos los componentes del chasis para formar un sistema inteligente y proactivo, como el concepto de amortiguación activa sMOTION desarrollado por ZF. "Con nuestra innovadora tecnología de chasis, estamos desempeñando claramente un papel pionero en los futuros temas como la conducción autónoma y la movilidad eléctrica", según Holdmann.
"Somos el único proveedor de la industria capaz de controlar exhaustivamente todas las dimensiones de la dinámica del vehículo. Con vistas a las megatendencias de la movilidad eléctrica y la conducción autónoma, nuestra tecnología de chasis desempeña claramente un papel pionero."
— Peter Holdmann, Director de División de Tecnología de Chasis

Haciendo que los automóviles eléctricos sean ágiles y eficientes

Al fin y al cabo los automóviles eléctricos también requieren adaptaciones en el chasis. Para los fabricantes, esto supone costos adicionales: tienen que desarrollar su propia plataforma para sus modelos electrificados. Para evitar esto, ZF ofrece el sistema modular de eje trasero mSTARS (modular Semi-Trailing Arm Rear Suspension), una solución modular en la que se pueden integrar con un espacio de instalación neutral tanto una tracción de eje eléctrica como el sistema de dirección de rueda trasera AKC (Active Kinematics Control), un desarrollo propio del Grupo. Este proporciona al automóvil eléctrico una estabilidad de conducción y una maniobrabilidad adicionales, ya que la instalación de la batería suele prolongar la distancia entre ejes y aumenta el radio de giro. Para las nuevas empresas de movilidad que no pueden invertir gran parte de sus propios recursos en el desarrollo y la producción, ZF, como proveedor de sistemas, va incluso un paso más allá: en el Intelligent Dynamic Driving Chassis (IDDC), el Grupo integra todos sus sistemas de chasis mecatrónicos inteligentes con sensores y software de control en una plataforma versátil para vehículos eléctricos altamente automatizados.