Tecnología

©ZF Friedrichshafen AG
#visionzero #digitalización

En el lado seguro

minutos tiempo de lectura
Tags: CeroAcidentes, SeeThinkAct, Seguridad

En los choques laterales, la zona de contracción entre el pasajero y un objeto entrante puede ser muy pequeña. ZF ha ideado un sistema precolisión con bolsas de aire desplegables en el exterior del coche que aumentan la protección de los ocupantes.
Achim Neuwirth, julio 23, 2019
author_image
Achim Neuwirth escribe para ZF desde 2011. Se ha especializado en la redacción de textos de todo tipo relacionados con los automóviles: desde automóviles y la tecnología que los impulsa hasta la conducción y el tráfico.
En el caso de colisiones frontales y traseras, los pasajeros tienen una mayor zona de deformación entre ellos y el objeto golpeado por el automóvil. Las colisiones laterales pueden presentar un mayor riesgo para los pasajeros, ya que a menudo hay poca infraestructura en el automóvil que permita reducir la gravedad del choque. Casi 700 personas mueren en accidentes de este tipo cada año en Alemania, lo que equivale a un tercio de todos los pasajeros de automóviles que mueren en accidentes.

Reducir la gravedad de las lesiones de los pasajeros hasta en un 40 %.

Memmingen, Alemania, junio de 2019. Hay un sonido ensordecedor pero apagado cuando un automóvil se estrella contra el costado de otro de tamaño medio sin frenar. Sin embargo, la explosión fuerte que oímos no es causada por la colisión, ya que el coche que impacta en esta demostración es un vehículo de imitación suave. El ruido proviene del despliegue de una gran bolsa de aire que ahora es visible en el lado del pasajero del automóvil impactado. Si se tratara de un accidente real en una carretera normal, las personas que se encontraran en el automóvil podrían haber sufrido lesiones mucho menos graves gracias, en parte, a la bolsa de aire externa.
"Nuestro sistema de seguridad precolisión con una bolsa de aire lateral externa tiene el potencial de reducir la gravedad de las lesiones de los pasajeros en una choque lateral hasta en un 40°%", afirma Uwe Class, Director del Departamento de Ingeniería Avanzada de "Safe Mobility Systems" en ZF. "Nuestra innovación en materia de seguridad proporciona una zona de deformación adicional con la que los automóviles no han sido equipados anteriormente. Un hecho que la prueba de colisión en vivo reveló".
Protección proactiva contra impactos laterales de ZF

Una zona de deformación adónde ir

En los automóviles actuales, las bolsas de aire frontales y laterales convencionales del interior se activan cuando los sensores de presión o de aceleración detectan una determinada colisión. El nuevo sistema de precolisión, en cambio, toma la decisión de desplegar o no la bolsa de aire externa antes de la colisión. Sin embargo, esto solo puede ocurrir si el automóvil tiene un sistema confiable de predicción de accidentes.
Un sistema de sensores, es decir, una red de cámaras, lidar y radar, monitorea sin descanso las posibles amenazas y peligros. Los algoritmos usados por el sistema pueden determinar cómo se debe evaluar cada amenaza, por ejemplo, si una colisión es inevitable y si la bolsa de aire externa puede y debe ser desplegada. Si el sistema decide que este es el caso, activa los infladores para rellenar la bolsa de aire.
"El sistema de precolisión demora unos 150 milisegundos en tomar una decisión y las medidas necesarias", explica Class. "Este es el instante previo al accidente que empleamos para ayudar a reducir significativamente el riesgo de lesiones a los pasajeros". El sistema de seguridad precolisión puede reducir el impacto del automóvil o el objeto que penetra en la carrocería hasta en un 30 %, ayudando así a reducir la gravedad de las lesiones de los pasajeros hasta en un 40 %.

El sistema de precolisión ZF en acción

¿Cuál es el propósito de una zona de deformación?

¿Cuál es el propósito de una zona de deformación?

La bolsa de aire lateral externa es el componente más llamativo del sistema precolisión de ZF y se almacena en el listón lateral, a la espera de ser activada. Al desplegarse, se expande hacia arriba desde el listón lateral, donde sea necesario, y alcanza un volumen de 280 a 400 litros, dependiendo del modelo de vehículo. Esto proporciona una zona de deformación adicional en el área de la puerta entre el montante A y el montante C con una bolsa de aire que es de cinco a ocho veces más grande que la bolsa de aire convencional del conductor.