Tecnología

#visionzero

Grandes ciudades, grandes consecuencias

tiempo de lectura de minutos
Tags: CeroAcidentes, CeroEmisiones, InteligenciaArtificial, Conectividad, Seguridad, Movilidadeléctrica, Eficiencia

La urbanización es una megatendencia; el desplazamiento a zonas metropolitanas no cesa y afecta a la calidad del aire y la vida. Solo las soluciones específicas contribuyen a proteger el clima. ZF ofrece una amplia gama de soluciones y tecnologías.
Stefan Schrahe, octubre 09, 2018
author_image
Stefan Schrahe escribe desde hace tres décadas sobre todo lo que tiene cuatro ruedas. En su tiempo libre practica ciclismo, pero prefiere bicicletas motorizadas.
La urbanización avanza sin freno. Ya viven más personas en ciudades que en áreas rurales y, en 2050, dos tercios de la población mundial habitará en ciudades. Aumentan así aún más las demandas de movilidad, con consecuencias graves para la calidad del aire y la calidad de vida. Sin una forma de pensar radicalmente nueva, el transporte global y las emisiones de CO₂ aumentarán en un 70 por ciento a mediados de este siglo. Ya hemos alcanzado récords bastante negativos: los viajeros que se desplazan por la zona metropolitana de Los Ángeles pierden unas 102 horas al año en atascos. El tráfico rodado en Belfast se mueve como los peatones, con una velocidad promedio de solo 5,4 km/h; es decir, al borde del colapso. Por lo tanto, el gran desafío es conseguir una movilidad más inteligente y eficiente. ZF trabaja en la "Next Generation Mobility" con una gran variedad de soluciones técnicas.

Reorganización de la movilidad en lugar de prohibiciones

A la luz de esta tendencia, las ciudades donde el automóvil es bienvenido pronto serán algo del pasado. No obstante, dado que la movilidad es un derecho fundamental, hay una demanda de nuevos conceptos. La idea es reorganizarse y ajustarse a las condiciones locales, en lugar de imponer prohibiciones. La red global de ciudades "C40", donde más de 90 megaciudades de todo el mundo intercambian información sobre sus conceptos de movilidad, supone también un reconocimiento de esta idea. Existe una tendencia global claramente identificable: la movilidad eléctrica y las zonas con cero emisiones son el futuro. Una de las claves que abre el camino es la electrificación de las flotas de autobuses, que desempeñan un papel decisivo en el transporte público de cualquier metrópolis. Para el CEO de ZF, Wolf-Henning Scheider, existen hallazgos prometedores: "Con el eje pórtico eléctrico AxTrax AVE, ZF ofrece una solución de accionamiento eléctrico que puede integrarse perfectamente en los diseños y plataformas de los vehículos existentes".
Juntas, las 96 ciudades de la red C40 representan el 25 por ciento del producto interior bruto mundial y, con más de 650 millones de habitantes, a una de cada doce personas de este planeta.

Caracterización: respuesta a las necesidades de las distintas megaciudades

Caracterización: respuesta a las necesidades de las distintas megaciudades

Además, los problemas de tráfico de las distintas megaciudades son muy distintos. Para planificar conceptos de movilidad holísticos, por una parte, y desarrollar productos específicos para cada situación, por otra, resulta práctico diferenciar entre cuatro tipos de megaciudades:
  • El espacio de tipo A tiene una elevada densidad de población en un área comparativamente pequeña, con una alta concentración de ofertas de transporte público.
  • El espacio de tipo B también está densamente poblado, pero con un alto nivel de transporte privado. El transporte público tiene menor importancia.
  • El espacio de tipo C describe una gran extensión urbana con una elevada cuota de transporte público.
  • El espacio de tipo D es una gran extensión urbana con una elevada cuota de transporte privado.
Resulta obvio que, para estos tipos tan distintos de ciudades, no puede haber una misma solución maestra para la movilidad del futuro. Por eso, los desarrolladores de ZF trabajan en soluciones adaptadas a cada situación particular.
ZF ofrece una amplia gama de soluciones y tecnologías para todos los tipos de megaciudades.

Taxis robotizados para ciudades con una alta densidad

Taxis robotizados para ciudades con una alta densidad

Para espacios del tipo A y ciudades como Hong Kong, por ejemplo, el e.GO Mover está hecho a medida, dado que la movilidad basada en automóviles desaparecerá en las ciudades de este tipo, sustituida por taxis robotizados. En los próximos cinco a siete años, la demanda de minibuses totalmente eléctricos crecerá hasta alrededor de un millón de vehículos al año en todo el mundo.
Una base ideal para los taxis robotizados es el Intelligent Dynamic Driving Chassis (IDDC). Se trata de una plataforma muy flexible para que los vehículos eléctricos autónomos vean, piensen y actúen con la ayuda de cámaras , sensores de radar y lidar, la computadora central ZF Pro AI , su sistema de frenado integrado y dirección en el eje delantero y el eje trasero.

Micromovilidad con accionamiento eléctrico y ABS

Micromovilidad con accionamiento eléctrico y ABS

En ciudades con espacio del tipo B , como Bangkok, el transporte público es menos importante. En este caso, el foco de atención son los vehículos de micromovilidad eléctrica. Como ZF piensa tanto en la seguridad como en lograr cero emisiones, la empresa ha desarrollado un sistema de accionamiento eléctrico para bicicletas y bicis el para transporte de mercancías, así como un sistema ABS. El sistema de frenado solo pesa 300 gramos y genera una presión de frenado de 80 bar.
Los taxis robotizados son también una práctica incorporación en este tipo de ciudades. Serán mejor aceptados cuanto más cómoda sea la experiencia de conducción. Para mejorarla, las dinámicas longitudinal y lateral deben coordinarse de forma óptima. Una aceleración a trompicones, frenazos o giros rápidos hacen desconfiar del chófer computerizado. Con cubiX, ZF ha desarrollado una tecnología de conexión en red exclusiva que integra numerosos sistemas del chasis. Además, si se dispone del sistema de amortiguación activa sMOTION a bordo del vehículo, cubiX puede incluso controlar la dinámica vertical en los taxis robotizados, por ejemplo, para suavizar impactos por baches en la carretera.

En 2015, el transporte supuso el
23 %
de todas las emisiones globales de CO₂.

Teleféricos inteligentes para ciudades con grandes pendientes

Teleféricos inteligentes para ciudades con grandes pendientes

En una extensión urbana del tipo C, el transporte público juega un papel esencial. El ejemplo de Bogotá muestra a las claras que el transporte público no tiene que moverse necesariamente por carretera: en la capital colombiana se está construyendo un funicular de 3.3 kilómetros de largo que conectará todo un distrito de la ciudad con la red de autobuses públicos, para que muchos ciudadanos puedan acceder a la vida pública. Transportes públicos como este pueden beneficiarse de los sistemas inteligentes de ZF. Tomemos como ejemplo La Paz (Bolivia): allí, los trenes ligeros están equipados con transmisiones industriales de ZF, que se dotarán del sistema de gestión del rendimiento de ZF ProVID a partir de 2019. Este sistema permite el diagnóstico remoto de todo el sistema de la línea motriz a través de la nube de ZF. Así, se reducen los costes de mantenimiento y reparación y se evitan tiempos de inmovilización innecesarios.

Las transmisiones híbridas enchufables reducen las emisiones de los viajeros

Las transmisiones híbridas enchufables reducen las emisiones de los viajeros

Los espacios del tipo D no podrán beneficiarse de estas ventajas: en ciudades muy extensas con un fuerte tráfico privado, como Houston/Texas, será más importante reducir drásticamente el consumo y las emisiones de los automóviles convencionales. Tecnologías como la transmisión híbrida de 8 velocidades de ZF pueden jugar un papel clave en este sentido. Con un motor eléctrico integrado de 100 kilovatios (136 CV), es posible alcanzar velocidades de hasta 140 km/h sin emisiones con autonomías de 80 kilómetros, según la capacidad de la batería. Con esta tecnología, los viajeros particulares pueden desplazarse la mayor parte del tiempo de forma totalmente eléctrica y contribuir así decisivamente a lograr los objetivos de calidad del aire locales. Al mismo tiempo, la tecnología híbrida permite cubrir largas distancias como de costumbre, gracias al motor de combustión convencional.

Camioneta sostenible y limpia para el reparto hasta la puerta

Camioneta sostenible y limpia para el reparto hasta la puerta

Con todo, las soluciones a los problemas del tráfico urbano no solo pasan por el transporte de personas. El constante aumento del comercio electrónico (las compras a través de Internet) ha contribuido a que actualmente el transporte de bienes y mercancías sea responsable del 15 por ciento de las emisiones locales. La